El Centro

El Centro de Ciberseguridad en Drones es un centro de información para la ciberseguridad en la aviación por control remoto, los denominados Drones, que proporciona, entre otros servicios la creación de redes de intercambio de información, como elemento clave para disponer de un ciberespacio de aviación ciberresiliente.

El CCD pone a disposición de sus usuarios información de vulnerabilidades, alertas e incidentes de ciberseguridad relacionados con drones.

El equipo de expertos en ciberseguridad de CCD proporciona y comparte con sus usuarios otros tipos de servicios como estudios, buenas prácticas así como servicios de auditorías de ciberseguridad en drones. Estos servicios tratan de impulsar y contribuir a la mejora de la Ciberseguridad en Drones, desarrollando actividades de investigación, análisis y desarrollo de aplicativos para reducir el riesgo derivado del uso de Vehículos Aéreos no Tripulados.

El Sistema de Identificación de Drones (SIDRON) es un sistema pionero para la identificación de vehículos aéreos tripulados por control remoto, es un proyecto desarrollado en el Centro de Ciberseguridad en Drones (CCD), que permite identificar datos de un aparato en vuelo, a través de señales de radiofrecuencia.

Las principales metas del CCD son:

  • Concienciar al ciudadano sobre el uso de drones y las implicaciones en los riesgos de privacidad.
  • Concienciar a los fabricantes de Drones, para que establezcan mecanismos de ciberseguridad en los aparatos,  detectando y corregiendo vulnerabilidades, así como minimizar  los datos personales recogidos y procesados.
  • Realizar estudios para conocer la situación real de incidentes, mediante el establecimiento de bases de datos de noticias e incidentes relacionados con drones.
  • Desarrollar tecnologías de seguridad para la identificación, detección y neutralización de drones. Sistemas de comunicación a través de redes WI-FI, posicionamiento mediante señales GPS, grabaciones con cámara de video, sensores, portabilidad de objetos, etc.

Tanto la propia industria, los usuarios de los drones, como los organismos encargados de la regulación deben contemplar la ciberseguridad en el diseño, fabricación, operación y mantenimiento de estos aparatos.

Establecer, evaluar y exigir unos requisitos de ciberseguridad alienados con los principales estándares y normativas, aportaría una mayor confianza y reduciría los riegos asociados al uso de drones.

Algunas medidas y controles de ciberseguridad recogidas en estándares y normativas, que pueden ser de aplicación, en los sistemas que operan los drones, en función de su finalidad, son:

  • Disponer de sistemas robustos de control de acceso e identificación que garanticen que el operador está autorizado.
  • Emplear mecanismos que permitan la ofuscación de imágenes, en caso de grabación de personas sin su autorización.
  • Mecanismos robustos de cifrado de las comunicaciones, para impedir alteraciones en su funcionamiento.
  • Analizar de posibles fallos y vulnerabilidades de seguridad de manera periódica.
  • Actualizaciones automáticas de las aplicaciones que garanticen la seguridad de las mismas.
  • Disponer de sistemas de monitorización continua que alerten de cualquier tipo de incidente.
  • Establecimiento de mapas de zonas oscuras (aeropuertos, fronteras, instalaciones criticas, …) en las que los GPS de los drones no podrían volar.
  • Disponer de sistemas de backup de imágenes que cumplan con los requisitos exigidos.
  • Evaluación de failsafe.