Un investigador captura un dron en vuelo a través de señales wi-fi

El investigador en Ciberseguridad Pedro Cabrera ha demostrado que se puede enviar cualquier orden al dron sin que el piloto se dé cuenta de que está siendo interceptado.

La prueba ha sido ralizada con un dron comercial Parrot Bebop 2, manejado por un operador con un dispostivo móvil usando la app FreeFlight.

El investigador, consigue analizar el protocolo de comunicaciones del ARDroneSDK3, la API del dron. Gracias al trabajo de ingeniería inversa que ha realizado Cabrera, ha probado que un atacante lograría  conectarse a la red wifi e inyectar comandos tanto al aparato como a la propia ‘app’ del piloto. Ni la red tiene autenticación ni tampoco los comandos, así que cuando un tercero los envía, el dron respondería a estas señales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *